BEATRICE – BASTÓN FIT

HISTORIAS REALES DE NUESTROS INVENTORES

Existen muchas historias de personas que han llegado lejos por su paciencia y perseverancia a la hora de sacar sus ideas al mercado (tanto de productos como ideas de negocio). Internet está plagado de ellas, podemos buscar cómo se creó Atari, Microsoft, Apple, Yahoo, Google, Tesla, Netflix, Amazon en el mundo de los grandes negocios o bien quién inventó el futbolín, el Chupa Chups, el submarino, la fregona, el limpia-parabrisas de los coches, la fotocopiadora, etc…etc.

Estas grandes historias, están repletas de problemas, empresas que se han negado al progreso, a las novedades que hombres y mujeres que han sabido ver más allá, negativas de muchos o miles de intentos frustrados antes de conseguir la tan deseada meta.

Pero qué pasa con todo lo que sucede entre medias? Alguien lo cuenta?

En Sube Tu Invento, queremos siempre ir un poco más allá; además de dar un servicio exclusivo, trato personalizado y precios muy competitivos; deseamos que por este medio, conozcan a inventores españoles y sus historias reales de cómo llegaron a inventar, crear, dibujar y patentar, fabricar y vender sus productos.

Os presentamos a Beatrice H. y a su Bastón Fit

Pregunta Sube Tu Invento: ¿Cómo te llamas? 

Respuesta: Mi nombre es Beatrice y tengo 40 años. Me licencié hace bastantes años en Administración y Dirección de Empresas, en un principio, con la idea de trabajar en un banco. Sin embargo, las vueltas de la vida hicieron que me dedicase a la venta, principalmente en el sector de la construcción. Tengo una gran familia compuesta por mi marido, mis tres hijos y tres perros y vivimos en Illescas, un pueblo de Toledo.

STI: ¿Qué has inventado?

BH: He inventado los Bastones Fit, a los bastones tradicionales de senderismo les he añadido algo de peso y un hand-grip en la empuñadura, para poder ejercitar el tronco superior, además del inferior, cuando hacemos una caminata.

STI: ¿Cómo se te ocurrió?

BH: Se me ocurrió por mi propia necesidad de entrenar y fortalecer mis brazos. Con la edad perdí firmeza en bíceps y tríceps, pero la idea de entrenar mis brazos con mancuernas no me atraía nada. Sin embargo, me encanta pasear y siempre me ha llamado la atención el nordic walking, esa modalidad en la que se paseas a un ritmo ligero con bastones de senderismo.

Sé que al caminar con bastones, se ejercitan también los brazos… por lo que pensé, “si le añado peso y un hand-grip, el entreno será aún más completo”.

Con el hand-grip, se consigue fortalecer los músculos del antebrazo y permiten mejorar la fuerza y la resistencia de nuestras manos y con el peso, de aproximadamente 0,5 kg se fortalecen bíceps, tríceps y hombro.

Es muy poquito peso, pero después de una caminata de 40 minutos o más, puedo asegurar que es más que suficiente. 

 

STI: ¿Cuál es la finalidad de su invención/proyecto?

BH: No tengo una idea establecida, lo que tengo claro es que no voy a fabricar. Estoy abierta a recibir cualquier idea.

STI: Cuéntenos un poco su trayectoria a la hora de ingresar en este mundo del inventor.

BH: Para ser sincera, creo que para patentar un producto hace falta mucha fe y creer firmemente en que puedes ayudar, de algún modo, a la sociedad. Si esta idea no se tiene clara, es todo mucho más difícil de llevar. Ya no llevo la cuenta de cuánto me he gastado entre la patente y en buscar ayuda, para poder comercializar mi producto, sólo tengo el foco puesto en conseguir mi objetivo y que, por fin, alguna compañía se interese por él y podamos llegar a un acuerdo.

STI: ¿Qué experiencias ha tenido con la empresa que le ha gestionado su Patente?

BH: Hay que tener cuidado a la hora de buscar una empresa, para que gestione la patente de tu producto. En mi caso, acudí a una empresa muy conocida, no diré su nombre, pero me fui de ella bastante decepcionada, con la sensación de que su único interés era en cobrarme la mayor cantidad de dinero posible, sin tener el menor interés ni aprecio, por mis bastones.

Posteriormente, conocí la organización de Sube Tu Invento y, desde el primer momento, me transmitieron su interés en hacer progresar mi idea.

Sigo siendo paciente, pues aún no he conseguido mi objetivo, de poder comercializar mis bastones, pero no desiste en mi idea y procuro dejarme asesorar de los que saben más que yo en este tema.

Muchas gracias Beatrice por responder con tanta sinceridad, esperemos darte pronto buenas noticias; estamos en el camino correcto.