CUÁNTO VALE MI INVENTO

A menudo, cuando nos llaman a las oficinas de Sube Tu Invento, los inventores nos hablan de sus ideas y todos coinciden en que sus inventos valen millones de euros o dólares. Es curioso, que si bien son muy diferentes las ideas que cada uno ha registrado, lleguen a la misma conclusión.

Intentaré explicarme, ya que esto puede ser confuso para el lector de este blog. Si una idea, de un producto que no existe en el mercado, puede significar un buen seguro o una gran prima económica, las cuentas que ellos realizan para llegar a una cifra exorbitada es muy simple: multiplican la cantidad de personas que existen en un país (o en el planeta), ponen un coste aproximado a su invento fabricado y luego, simplemente piensan que, si tan solo el 1 % de esa parte comprara su artículo, sería millonario. Vamos a poner un ejemplo, si en España hay 47 millones de personas y el invento costara unos 10 €, el 1% de esas ventas, ingresaría en su banco unos 4.700.000 € y eso es únicamente con el 1%!!

Bien, dicho esto, hay que aclarar varios puntos que nunca me cansaré de informarles. Esa cuenta nunca es real. Vamos por pasos; en primer lugar, si tienen sólo la Patente o Modelo de Utilidad y no lo desarrollan, el artículo nunca lo conocerá nadie (más allá de sus amigos y familiares) y, por ende, los 47 millones de habitantes en España, no saben de su existencia. Por otra parte, el desarrollo, si bien es fundamental, hay que hacerlo con conciencia. Saber invertir es la clave y estar en el proyecto. Si lo dejas en manos de un extraño, puede que interprete mal tu invento y no obtengas los resultados esperados. Es fundamental seguir los avances del diseño y que tú mismo vayas aceptando las partes del proyecto para avanzar en la dirección correcta. Otro punto fundamental es la fabricación del mismo, ya que, obteniendo una pieza de tu invento, en realidad será mucho más fácil que una empresa se interese por él y quiera o comprar o usar tu Patente para fabricar y/o vender tu idea (los famosos Royalties que tanto atraen a los inventores).

Aquí tengo que hacer un pequeño inciso para comunicar algo que pocos reconocer o saben: las empresas en España, así como en gran parte del mundo, venden sus artículos o productos; no suelen dedicarse a la compra de Patentes e invertir en todos los procesos. Esto es relativo y depende mucho de la idea y de la empresa. Por poner un ejemplo, Coca-Cola vende principalmente gaseosa, es decir agua carbonatada con azúcar y edulcorantes varios, un jarabe con gas (muy rico, por cierto). Si el invento es una lata con algo diferente a las existentes y de uso diario, Coca-Cola puede no estar interesada en la compra de esa lata; ya que la multinacional compra a un externo el recipiente. Coca-Cola no fabrica las latas, quien si lo hace es Parc Sagunt.

Continuando con la historia principal, tenemos la Patente, lo hemos diseñado y fabricado; pero aún queda algo muy importante, diría que es casi la parte fundamental de todo el proceso: y tan simple como llegar a que esos 47.000.000 de habitantes conozcan tu producto. Este es el quid de la cuestión. Este proceso, los que trabajamos en el sector, lo llamamos comercialización; es decir, un servicio donde buscamos entre todas las empresas, inversores o socios que quieran invertir, comprar o alquilar el invento. Es un proceso muy importante para alcanzar una suma económica interesante. Ojo, aún encontrando esa empresa, no sueñes con que la va a comprar por casi 5 millones de euros. Tu invento, aún no es reconocido ni tiene el valor que tú crees. Hay que hacer publicidad y eso cuesta mucho dinero.

Por lo general y basándome en la experiencia que tengo en Sube Tu Invento, las comercializaciones exitosas que hemos conseguido, si bien ha sido buenas, tanto para el inventor como para nosotros; es un proceso largo, que, hasta ver muchos billetes, se demora algo en el tiempo. Hay que tener paciencia y nunca adelantarse. Escuchar ofertas y no pedir demasiado. Te puede salir el tiro por la culata y perder una gran oportunidad.

Hace algunos años, me llegó un inventor que había recibido una generosa oferta por su Patente y la rechazó por ser la primera oferta que recibía. Él pensó que le llamarían otras, pero eso nunca sucedió. Cuando quiso retomar negociaciones, la empresa en cuestión, ya había cerrado un acuerdo con otro inventor. Esto también pasa mucho, hay clientes que creen que las empresas van a luchar a capa y espada por un invento y no saben que, así como dieron contigo, seguramente tengan otras muchas ofertas u ofrecimientos de otros inventores.

El que no corre…vuela (dice el dicho)

En definitiva, si sólo piensas patentar una idea y tienes en mente el futbolín, la fregona y el Chupa-Chups, y no tienes intención de invertir en tu idea; lo más probable es que tu invento caiga en el olvido. Si eres de los que llaman y nos proponen porcentajes de beneficio sin sentido y sin invertir (pensando en que la inversión la hagamos nosotros), obtendrás el mismo resultado anteriormente mencionado.

Hace poco más de una semana, nos llamó el colmo del inventor: se pone en contacto con nosotros y prácticamente sin mediar palabra, me suelta un “…te voy a proponer algo….qué te parece si te doy un 5% de beneficio cuando consigas que una empresa compre mi Patente” Aclaro que este “personaje” lo único que tenía era un Modelo de Utilidad y un par de vídeos 3D. Invirtió en lo justo y pretendía que de cada 100€ que le pudiéramos conseguir, él me diera la generosa suma de 5€. Fue tan insultante la propuesta que directamente le envié un mail con mucho sarcasmo y deseándole mucha suerte. Este caballero, por decirlo de forma agradable, se dará cuenta de lo complicado que es que una empresa te compra una Patente por sumas absurdas teniendo unos vídeos animados 3D.

Otra cosa que no termino de comprender, porqué los inventores pagan servicios como el registro de una idea, vídeos en 3D, pero pretenden no invertir un euro en el desarrollo y/o comercialización?

Me encantaría que me enviaras la respuesta a esta pregunta (puedes responder con el asunto “Respuesta a la pregunta del blog” al correo info@subetuinvento.com)

 

 

Entonces, ¿Cuánto vale mi invento?

Todo es relativo, no te puedo dar un valor de algo que desconozco, pero lo que si puedo asegurarte, es que, si inviertes en tu idea y cubres el mínimo camino de desarrollo, prototipado y/o fabricación y comercialización, lo más probable es que consigas mejores resultados. Además, te ayudamos y te apoyamos con el 50% de la inversión.

Un invento es como un hijo, lo tienes, lo vistes, lo alimentas, lo educas, y un día, se irá de casa para vivir solo. Un invento, es algo similar. Lo bueno que tienes, es que hoy en día, no hace falta esperar tantos años para que vuele solo; gracias a las redes sociales, la comunicación tan avanzada y todos los medios que tenemos a nuestro alcance, todo es más sencillo y rápido.

Conclusión, en Sube Tu Invento conocemos cada paso que hay que dar, estarás en cada proceso y entre nuestra profesionalidad y la de nuestros colaboradores, siempre contarás con nosotros y te sentirás parte de todo.

 

Compartir
Visitas totales: 1151